CGT - ELECCIONES

LA CGT PREPARA UNA RENOVACIÓN HISTÓRICA DE AUTORIDADES

El Delegado

Lejos de apoyar cualquier intento de flexibilización de las leyes laborales, a las cuales, el movimiento obrero organizado históricamente de raigambre peronista considera un atentado a los derechos laborales adquiridos, la dirigencia de la central obrera busca la unidad, el cupo femenino y el trasvasamiento generacional.

La entidad madre de los trabajadores, que colideran Héctor Daer y Carlos Acuña, ratificó el proceso electoral de renovación de autoridades para el 22 de septiembre (Confederal) y 11 de noviembre (Congreso). 


El Confederal, instancia previa a la convocatoria al Congreso para elegir nueva conducción para los próximos cuatro años, sesionará de forma presencial en el Salón Felipe Vallese del histórico edificio cegetista de Azopardo 802, indicaron las fuentes. 

Por su parte, el Congreso Nacional deliberará también de forma presencial y con todos los recaudos sanitarios el 11 de noviembre en las instalaciones de Parque Norte. 

 A diferencia de otros años, las reuniones decisivas de la CGT, tendrán en la mesa de debate temas nunca antes abordados en la organización obrera, como lo son las nuevas tecnologías y modalidades de trabajo o la perspectiva de género en lo que se refiere a representación gremial. 
“Los actuales dirigentes poseen gran experiencia, aunque muchos hoy cuentan con edad avanzada y son ellos mismos quienes están fomentando la renovación en las filas de sus propios sindicatos”, dijeron fuentes reservadas, que participarán del próximo comité central confederal. 

Por otra parte, se sabe que son muchos los gremios como el caso de los metalúrgicos de la UOM, que tienen expresas instrucciones de su secretario general, Antonio Caló para que se avance en la integración en todas las comisiones directivas del cupo femenino hasta un 50% del total de los cargos.

En otras actividades, se están analizando la readaptación de los Convenios colectivos de trabajo, ante la irrupción de la modalidad home office y hasta en muchos casos, se evalúa la reducción de la jornada laboral, para promover empleos nuevos. 

Los nombres son muchos y nadie asegura quien sucederá a los cotitulares que hoy tienen mandato vencido y prorrogado por causa de la pandemia, pero la seguridad que todos los consultados afirman tener es que entre los máximos cargos habrán mujeres y dirigentes jóvenes. 

La unidad sigue siendo una utopía, pero por el momento, nadie se anima a decir que tras la elección de septiembre la CGT será una sola.