MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

LA HIJA DESAPARECIDA DE ESTELA DE CARLOTTO TIENE SU NOMBRE EN UNA CALLE DE QUILMES

La Intendenta Mayra Mendoza inauguró el nombre de la calle “Laura Estela Carlotto” en la localidad de San Francisco Solano. Acompañada por la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, definió este acto como “una reivindicación y un levantamiento de las banderas de Memoria, Verdad y Justicia”.

Estela de Carlotto se hizo presente en el homenaje brindado por el Municipio de Quilmes, en el cual se colocó a la calle (ex 864) de la plaza “Los Eucaliptus” el nombre de su hija desaparecida y asesinada por la dictadura cívico-militar. 

La Jefa Comunal expresó el reconocimiento por twitter: “Recibimos a Estela de Carlotto para charlar con ella en el marco de la designación de la calle Laura Estela Carlotto, en Solano. Desde el Estado municipal seguimos reivindicando la lucha por los derechos humanos y levantando las banderas de Memoria, Verdad y Justicia”. 

Laura tenía 23 años cuando ella y su marido fueron secuestrados por policías en una confitería, en noviembre de 1977. Estaba embarazada de dos meses, estudiaba Historia en la Universidad Nacional de La Plata y militaba en la Juventud Universitaria Peronista y en Montoneros. 

Cuando finalmente se pudieron recolectar los hechos, se supo que "Rita"(como le decían sus amigos) estuvo privada de su libertad en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) y luego en el centro clandestino de detención “La Cacha”, en La Plata. Allí, Su pareja fue torturado y asesinado frente a sus ojos. 

Siete meses después y estando esposada, la joven daría a luz a Guido, el nieto encontrado por las Abuelas en 2014, del que se supo que estuvo con él 5 horas, pero luego se lo quitaron y la llevaron nuevamente al lugar de detención. 

Según la versión oficial de la Policía Bonaerense, Laura murió el 25 de agosto de 1978, a la 1:20 de la madrugada, en un “enfrentamiento con fuerzas conjuntas, dependientes del Área Militar”. Tenía la mitad del rostro destrozado por itakazos y el vientre perforado por un disparo. Estela de Carlotto pudo recuperar su cuerpo luego de muchos trámites. 

Los ex generales Carlos Guillermo Suárez Mason y Santiago Omar Riveros, fueron condenados por el hecho en Italia, con la pena de “Cadena Perpetua''.