EL PRESIDENTE RECIBIÓ A MOVIMIENTOS SOCIALES EN CASA ROSADA Y PROMETIÓ "NO CONDICIONAR EL CRECIMIENTO FUTURO DE ARGENTINA"

El pasado Viernes por la tarde, Alberto Fernández se reunió con dirigentes de Barrios de Pie, Movimiento Evita, Corriente Clasista y Combativa (CCC) y de otro conjunto de movimientos populares. Allí debatieron el modelo económico del país en los próximos dos años. En ese sentido, el mandatario se comprometió a "no condicionar el crecimiento futuro" en la negociación por un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Pasadas las elecciones de medio término, en la que el oficialismo, pese a una pequeña recuperación, tuvo un saldo negativo a nivel nacional, Fernández busca sostenerse con aliados fuertes, como el sindicalismo y los movimientos sociales, ya que estos son los que representan al movimiento obrero y asisten a los marginados. 

Con la misma intención, el jefe de Estado participó el martes del cierre de la 27º Conferencia organizada por la Unión Industrial Argentina (UIA) en Parque Norte, mientras que el ministro de Economía, Martín Guzmán, hizo lo propio con la Confederación General del Trabajo (CGT). 

El coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, dijo que la reunión fue “reconfortante”, ya que “el Presidente nos habló de la importancia de no hacer un acuerdo con el FMI en 5 minutos como lo impulsa el Macrismo, porque eso perjudica a nuestro pueblo”. 

Además, el dirigente social contó que se planteó en la charla “el tener un tiempo para que la economía crezca. En una sociedad muy golpeada por cuatro años del gobierno de Mauricio Macri y dos de pandemia tenemos que negociar en un contexto de crisis social con necesidad de crecer para no hipotecar nuestro futuro”, señaló. 

Otro de los temas tratados fue la denuncia que presentó la Oficina Anticorrupción por la toma de la deuda que hizo Cambiemos, frente a esto, Menéndez opino que “a mi entender fue un hecho delictivo, con corresponsabilidad del FMI al otorgar un crédito que no estaba autorizado, y a un gobierno irresponsable por el endeudamiento". 

Sobre el Plan Plurianual que presentará el Ejecutivo en el Congreso, el dirigente aseguró que "se habló de ese tema, pero no con precisiones respecto del acuerdo, sino con las premisas que compartimos y la caracterización que tuvo esa deuda". 

Por su parte, el Movimiento Evita se expresó mediante su cuenta en Twitter, y puso énfasis en que se planteó y debatió “sobre la agenda de tierra, techo y trabajo para que el crecimiento económico sea también redistributivo”. 

También aseguraron que “el 17 de noviembre iniciamos una nueva etapa en la que el protagonismo de los trabajadores es central para lo que viene”, y agregaron que “van a insistir con la denuncia penal a los fugadores de dólares producto del acuerdo de Macri con el FMI”. 

Por último dejaron claro que el acuerdo con el Fondo “no puede ni va a implicar ajustes ni perjuicios para los sectores populares, ni va a comprometer a nuestro país como hizo el gobierno de Macri”.