JUAN DOMINGO PERON: UN LEGADO QUE NO PARA DE CRECER

Hoy se cumplen 48 años de la desaparición física del fundador del movimiento de masas que marcó la historia Argentina. La clase política contemporánea, con reivindicación o con desprecio, lo sigue nombrando. A casi 5 décadas de su partida, el líder que cambió la política del siglo XX sigue mas vigente que nunca, y siempre vuelve.

"Con gran dolor debo transmitir al pueblo el fallecimiento de un verdadero apóstol de la paz y la no violencia", anunció ese día su esposa María Estela Martínez de Perón (Isabelita) al comunicar el deceso del mandatario. Perón, de 78 años, falleció por un paro cardíaco resultado del agravamiento de la cardiopatía isquémica crónica que padecía.

Llego en 1895 a la ciudad de Buenos Aires, desde Lobos, provincia de Bonaerense, y tuvo formación militar en el Colegio Militar de la Nación. Luego de desempeñar funciones en el Ministerio de Guerra, en 1943, fue designado como titular de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, y es allí donde logro notoriedad publica.

Durante su gestión avaló medidas en favor de los sectores obreros lo que le permitió ganar la confianza popular. Y en 1946 fue elegido, por primera vez, presidente de la Argentina. Su idea de “una Argentina socialmente justa, económicamente libre y políticamente soberana” fue llevada a cabo al tomar medidas como la nacionalización de los ferrocarriles y otros servicios públicos, así como leyes en beneficio de los trabajadores, la protección a las mujeres y los niños, el fomento del sector industrial nacional y la inversión en infraestructura para los sectores más necesitados.

Tras ser derrocado en 1955 estuvo exiliado 17 años, pero volvió al país en 1972 tras levantarse la proscripción de su partido. En 1973 se volvió a convocar a elecciones, en las que se impuso la formula Juan Domingo Perón -María Estela Martínez de Perón.

Su tercer mandato se vio teñido de trabas. Con una inflación del 3% y desabastecimiento de algunos productos de la canasta básica, Perón decidió dirigirse a la población por cadena nacional de radio y TV, en el mediodía del 12 de junio. La CGT decretó un paro en respaldo al Presidente y en cuestión de horas la Plaza de Mayo estaba llena, y en ese escenario el mandatario cerró su ultimo discurso con una frase que quedó marcada a fuego en la memoria popular: "Llevo en mis oídos la más maravillosa música que es la palabra del pueblo argentino".

La salud de Perón empezó a empeorar en la ultima quincena de junio y el sábado 29, en horas del mediodía, debió delegar el mando en Isabel.

El día 1° de julio, el teniente general Juan Domingo Perón falleció a las 13.15. Un estimado de 200.000 personas acudieron a rendirle homenaje

A 48 años de su paso a la inmortalidad, se puede decir que con su liderazgo interpretó cabalmente los anhelos del pueblo trabajador y llevó adelante un extraordinario proceso de transformaciones en beneficio de las grandes mayorías.
Ah! Y para que los que cobran Aguinaldo en estos días, recuerden que se institucionalizo gracias a el.