SISA y su primer disco, Creciente. Un viaje musical por Latinoamérica

Las integrantes de este quinteto nacido en Buenos Aires, acaban de lanzar su primer disco en todas las plataformas digitales. Además, proponen encuentros con otros músicos a través de su cuenta de Instagram, sisa.quinteto

Por Pao De Senzi

En quichua, Sisa significa flor. Ese nombre en idioma originario es el que eligieron las integrantes de ese quinteto oriundo de Capital y zona oeste del Gran Buenos Aires, formado por Florencia Cagnone en bajo, Florencia Knoblovits en guitarra, Florencia Marino en violín, Marcela “Nige” Achy en percusión y Mariana Hernández en voz principal

Las chicas acaban de editar su primer disco, llamado creciente, que además de ser un auspicioso debut, es una forma de plasmar, de alguna manera la evolución del grupo, desde los primeros ensayos en conjunto, hasta la elaboración del repertorio, de factura propia y musicalidades diversas, que viajan desde del nordeste brasileño, del Perú y sus ritmos afro peruanos y criollos y también, del norte argentino

El disco fue grabado en el año 2019 con la ayuda del Instituto Nacional De la Música (INAMU), y ahora lanzado a través de todas las plataformas digitales. De esto nos cuentan las muchachas de Sisa en esta entrevista para La Raíz

Creciente es un buen ejemplo de como en un disco pueden convivir distintas regiones musicales. ¿Cómo llegan a un acuerdo entre ustedes para lograr esta variedad interesante?

SISA: –Los ámbitos de ensayo no son sólo un momento de práctica musical, sino también son momentos de encuentros para acordar cuestiones estéticas de la banda, elecciones de repertorio, formas de arreglarlo u orquestarlo.

En los inicios, Sisa realizaba versiones de temas que rondan los ritmos de Brasil, Perú y Argentina ya que son los géneros que nos resultan atractivos o que por algún motivo desarrollamos un estudio de ellos. Cuando hace dos años comenzamos con nuestras propias composiciones naturalmente se dieron en esos ritmos ya abordados previamente. La búsqueda musical no se limita a un género en particular sino a la fusión de ritmos latinoamericanos con influencia afro. Nuestro propósito es mantener vivos esos ritmos y proponerlos en la escena actual.

Creciente es una oportunidad para viajar por algunos sonidos latinoamericanos, disfrutando de buenos arreglos, hermoso climas y voces que se suman a los diferentes ritmos del repertorio. Desde el Centro, Anochece, Campesino Andar, Sisa, El Gesto de la Tierra, Cualidad Ancestral, Fuerza y Color, Recuerdo y Corazón de Tinaja, son los nueve temas que musicalizan el viaje.

¿Quién propone los arreglos?

SISA: –Los arreglos se realizan colectivamente, desde el instrumento particular de cada una de las integrantes surgen propuestas que luego son charladas por el grupo. No trabajamos con una directora ni  arregladora, sino que nos distribuimos esa tarea. La manera de componer de Sisa llega por varios caminos: algunas obras son composiciones propias de cada integrante, hablamos de obras completas con su armonía, su poesía y su melodía, que son convidadas al conjunto para que sean arregladas grupalmente. En cambio otras composiciones son realizadas a partir de alguna propuesta más elemental como una estrofa o una melodía y a partir de ello comenzamos a componer grupalmente.

¿De dónde viene cada una de ustedes y que aporta al grupo?

SISA: –Nosotras somos oriundas de provincia de Buenos Aires (Flor Marino en violín, y Marcela ‘Nige’ Achy en percusión) y CABA (Mariana Hernández en voz principal y Flor Knoblovits en Guitarra. Flor Cagnone (bajista) nació y vivo en Chivilcoy, pero actualmente reside en Capital. Nuestro circuito cultural y de estudio sucede por estas regiones. Muchas de nosotras hemos estudiado en instituciones de formación musical en CABA o en provincia.

Respecto a nuestros orígenes en la música venimos de espacios muy diversos algunas hemos transitado ámbitos de música ciudadana otras hemos pasado por conjuntos de cumbia, por ensambles vocales incluso rock, pero siempre con la constante de la música popular latinoamericana. Cada una aporta más allá del conocimiento específico de su instrumento todo el bagaje de estudio entorno a estos ritmos. Tratamos en los ensayos de formarnos en otros aspectos más allá del instrumento de cada una, como por ejemplo laburar lo rítmico o lo vocal para enriquecer el resultado final.

Siendo todas mujeres en este momento en que la cuestión de genero está presente en muchos debates, ¿cómo lo ven desde los espacios, las aperturas y las posibilidades?

SISA: Notamos que aún falta mucho para lograr la equidad en lo escénico, sobre todo en los grandes festivales donde notamos una escasa presencia femenina o de otras identidades diversas. Si bien la ley de cupo femenino generó un nuevo escenario que exigió a estos espacios replantearse la convocatoria de artistas, notamos que aún queda mucho trabajo por hacer. Aún notamos que el hecho de ser un grupo compuesto por identidades femeninas sigue llamando la atención, como si fuera algo extraño, a veces nos preguntamos por qué a los grupos que son compuestos únicamente por varones no les hacen una llamada de atención respecto a la composición de genero del conjunto. Socialmente sigue estandarizada la figura hegemónica del varón cisgenero-hetero cómo único sujeto posible de realización de algunas tareas como por ejemplo lo escénico.

Cuando Sisa sale a tocar tratamos de compartir las fechas con grupos de compañeras o de identidades variadas, para seguir apostando a la igualdad de oportunidades.

Este disco es uno de los editados en plena cuarentena. ¿Cómo las afecta, además de la cuestión de presentaciones en vivo,  en la creación, en el tema de los ensayos, etcétera y que le han sacado de positivo a este aislamiento?

SISA: –Creciente fue lanzado durante la cuarentena, pero se grabó y se editó en 2019. La posibilidad  del trabajo digital ayudó a que el disco pueda ser lanzado a través de las plataformas sin ningún contratiempo. Pero nos queda pendiente la presentación en vivo ya que la teníamos planeada para mayo.

 Lo que sí nos resultó difícil al principio del aislamiento fue mantener los ensayos. Actualmente encontramos una solución: estamos reuniéndonos virtualmente realizando grabaciones de los temas a distancia de las nuevas obras para poder trabajar sobre los arreglos.

Obviamente el encuentro físico es mucho más rico porque podemos tocar simultáneamente, eso es irremplazable. A pesar de esto seguimos avanzando con la modalidad que te contaba antes, hemos trabajado sobre 4 nuevas composiciones y aún tenemos una lista de obras pendientes de nuestra autoría para seguir arreglando.

El hecho de no estar tocando en vivo nos presentó la inquietud de seguir compartiendo nuestra actividad musical tanto con el público como con otrxs músicxs, entonces tomamos la decisión de realizar encuentros virtuales a través de nuestro Instagram sisa.quinteto donde compartimos charlas y algo de música con artistas del entorno under.

Otra modalidad que encontramos para seguir activas a pesar del aislamiento físico, es seguir compartiendo nuestro disco Creciente (que pueden escucharlo en las plataformas de streaming como Spotify o YouTube, entre muchas otras) en todos los ámbitos que podamos para que nuestra música siga circulando.

Para escuchar Creciente:

SISA en Facebook |SISA en Instagram |Creciente en Spotify |Creciente en YouTube

1 comentario

  1. Excelente nota!!!! Ansiamos volver a abrazarlas después de un show!!!! Gracias por su música que sana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *